Reseña: A LA DERIVA (ADRIFT)

A cada uno de nosotros nos gustan diferentes tipos de películas, ya sea terror, acción, ficción, súper héroes, etc. Normalmente cuando vemos que una película está basada en hechos reales, se especula sobre la trama y lo que vivieron las personas involucradas, el mar, ha sido anfitrión de muchos individuos que se han animado a contar su historia y la película A LA DERIVA, es una más en esta lista.

Dirigida por Baltasar Kormákur (Medidas Extremas, EVEREST) y protagonizada por Shailene Woodley (Divergente) y Sam Claflin (Yo Antes De Ti), nos muestra la historia de “Tami” y “Richard”, una pareja que vive aventuras diferentes hasta que, al realizar un viaje, se ven en problemas al encontrarse en medio del huracán Raymond.

 

 

Primero te cuento que el nombre A LA DERIVA es atractivo y que al mismo tiempo te das una idea de lo que puede llegar a ocurrir y déjame decirte que sí hay clichés que vemos en otras películas de este tipo.  A pesar de ser una historia real, no logra atraparte al cien por ciento porque estás viendo flashbacks de Tami, quien te cuenta de esa forma todo lo que le tocó vivir con Richard; sin embargo, cuando la película empieza hay un problema… lo hace mostrando un spoiler y realmente no creo que haya sido necesario para comenzar, pero el director así lo vio más favorable, conforme avanza piensas que será una historia cautivante pero… en lo personal creo que es una película muy lenta y como lo mencioné antes, tiene flashbacks innecesarios.

 

 

Cuando vemos las partes más serias como la manera en la que Tami debe luchar e improvisar para mantener a flote el bote, son momentos intensos en los que conectas con el personaje y es aquí cuando te digo que la actuación de Shailene es magnífica porque supo dar ese toque especial, al mismo tiempo Sam Claflin supo interpretar a Richard porque te crees lo que está sintiendo en los momentos de angustia. Cada uno supo dar la dirección correcta en interpretación y de verdad sientes lo mismo que ellos, pero esto desgraciadamente se pierde con los recuerdos de Tami que son románticos y que en cierto modo llegan a ser un tanto melosos ya que se pudo haber manejado de forma diferente esta parte.

 

En cuanto a los encuadres realizados debo mencionarte que son característicos en este tipo de películas porque vemos la clásica toma en contrapicada cuando se aproxima una ola gigante (a pesar de que esto no es nuevo) te impresionas porque llegas a sentirte dentro de esa ola y que te caerá el agua encima, vimos también algunos acercamientos (clos up)  en los que logramos captar los sentimientos y reacciones de los personajes para saber realmente lo que están pensando y claro que hay tomas continuas para no perder los acontecimientos. En pocas palabras no son tomas que no hayamos visto en estas películas pero que esto no las hace malas, al contrario, sino estuvieran, la película no lograría su cometido.

 

 

En cuanto a la música son aspectos que realmente te describo como…momentos para no caer en algo monótono y que de cierto modo no quedes tenso en las escenas de acción porque te dan un salto que en lo particular siento es muy forzoso.

En lo general si me preguntas “la película ¿Es buena o mala?”, yo te diría regular por esos flashbacks que la hacen lenta pero si deseas ir a verla puedes hacerlo y así te formes tu opinión, la cual yo te ayudé a darte algunas ideas de los que verás.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*