Reseña: FRAGMENTADO – “La esencia Shyamalan se desfragmenta en esta cinta”

“Una persona con personalidad múltiple puede cambiar la química de su cuerpo sólo con sus pensamientos…”

¿Quién en Hollywood no ha sufrido altibajos?, desde actores, directores, guionistas y más. Debemos recordar sus óperas primas, hasta como sus grandes fracasos y a veces, películas por encargo, y que fallan en el resultado final. Vamos a enfocarnos en M. Night Shyamalan con tan ya consolidados 20 años de carrera. El director de ascendencia india, se dio a conocer con Praying with Anger pero no fue hasta que todos los reflectores se pusieron en él con El Sexto Sentido, y a partir de ahí; la exigente crítica, público amándolo y odiándolo lo mantuvo con recelo en el mundo del cine y con algunas cintas que ya no tenían el toque Shyamalan, hasta que llegó Los Huéspedes indicando un primer paso y recobrando fuerza con su esencia.

Ahora, quiere volver a ser uno de los favoritos en el mismo terreno que se dio a conocer. Es hora de dar un segundo paso y hablar de su regreso detrás de una cámara y pantalla grande con una historia inquietante que se mantiene a la expectativa.

¿Será que Fragmentado nos ayudará a entender de nueva cuenta a Shyamalan o simplemente, todas las personalidad nos harán daño? 

Imagen relacionada

SINOPSIS: A pesar de que Kevin (James McAvoy) le ha demostrado a su psiquiatra de confianza, la Dra. Fletcher (Betty Buckley), que posee 23 personalidades diferentes, aún queda una por emerger, decidida a dominar a todas las demás. Obligado a raptar a tres chicas adolescentes encabezadas por la decidida y observadora Casey (Anya Taylor-Joy), Kevin lucha por sobrevivir contra todas sus personalidades y la gente que le rodea, a medida que las paredes de sus compartimentos mentales se derrumban

-LA CONSULTA

¿Cuánto puedes criticar a un director sin que lo destruyas?. Luego de El Sexto Sentido, El Protegido, Señales y más. Shyamalan nos demuestra, que a veces; se debe tener una mala o regular racha para preparar algo enorme, aunque a simple vista se vea muy pequeño. El género en parte, agradece el regreso de este director en un mundo que ha salido avante con pequeñas patadas de ahogado y proyectos decentes, pero no épicos (o sí, entre algunas cintas) el resultado de toda la ambivalencia aquí proyectada, llega a conectarse en nuestras venas, mente y alma.

Hay que recibir este proyecto como satisfactorio y de gran alcance para los fans del cineasta, así como para el público casual o varias personalidades. ¿Por qué?, es una cinta que busca un poco de nosotros, de nuestra mente como alma. No requiere gran ciencia, pero debes prestar un poco de atención. No es tan compleja la trama (pero si lo es en otra cosa, sigue leyendo) como para estallarnos la cabeza, no es una cinta en donde veamos grande despliegues de efectos visuales; pero si es aquella que busca la atención adecuada desde la historia principal, hasta el trasfondo que esta esconde.

Si hablar de M. Night Shyamalan se trata, agradecemos este trabajo tan satisfactorio del director. El toque ha regresado a pantalla, colores, personajes y atmósfera. La dirección y tomas se alimentan a cada minuto, segundo. De ahí que llevemos toda la atención a lo que rodea la escena y escuchemos con atención el ambiente. La película lleva cierto ritmo de suspenso al comienzo, la cual llega a ser angustiante en este thriller muy psicológico. Lo bueno de todo esto, es que contrario a lo que dije de no necesitar ser muy compleja (en aspecto) lo es en sus diálogos, que para nada son malos y llegan a ser muy estructurados, complejos y ayuda a nutrir esos momentos de tensión, angustia y demás; que necesita el filme para seguir adelante.

El guión rinde sus frutos y resultados como quiere su director (que es el mismo que lo escribe). Aunque, unos pequeños giros que tiene la trama no son lo que uno espera para sorprenderse, el tiempo es su mejor y peor aliado pero; el trasfondo ayuda a generar cierta tensión y querer dejar (sin estarlo) en la piel de los personajes que simpaticemos. Pero esto no llega a ser suficiente, para hacer un gran banquete en honor a Shyamalan, pero es de aplaudirle el jugar con los temas (uno demasiado fuerte y que ayuda a entender al personaje principal femenino y masculino junto con el rumbo, trayecto final del filme) que se plantean en el filme y se lo toma muy en serio.

Visualmente llega a fascinar nuestra pupila, pero así como algo verdadero llega a convertirse en engañosa y con ese fin, fue concebida. Esperarás algo más allá de, pero nunca llega y es ahí que nos dice que ha jugado con nuestra mente desde el comienzo.

La cinta funciona como una esponja y nos invita a no levantarnos del asiento. Adentrarnos un poco más en su ambiente claustrofóbico y los trucos sacados de la manga. Aunque comienza bien poniendo un punto en la tensión (a su manera) se vuelve lenta, pero sin estancarse. Poco a poco va subiendo sin explotar, pero nos concede un grado psicológico muy bueno. No es la gran joya del director en su arsenal, pero todo lo realizado desde el comienzo hasta el final es de agradecer. Las actuaciones mostradas en pantalla se divide en malas y buenas. Y la parte mala se la llevan las dos actrices que comparten tomas y escenarios con Ana Taylor Joy, la cual hace un grandioso trabajo y mete cierta curiosidad por su personaje y hace que la piel se nos enchine aunado a esto, tenemos a James McAvoy con sus 23… 24 “personalidades” que veremos en pantalla. Simplemente una cinta que nos permite ver grandes cambios en un solo cuerpo, nos pondremos a reír, cuestionar, asustarnos y más.

 

SESIÓN FINAL: Los fans del director agradecerán la cinta, así como algunos del género. Tanto camino le costó llegar a M. Night Shyamalan que le agradecemos que haya tardado por realizar este filme, hay satisfacción con el producto final. El terror, la risa, choque de sentimientos se compactará en McAvoy para aferrarnos al asiento. Puede que este no sea un festín glorioso para Shyamalan, pero ha retomado el ritmo que el quería, luego de algunas películas de encargo. Eficaz, angustiante y perturbadora por su trasfondo, aprovecha de manera máxima sus ambientes y hasta nos hará perder la noción del tiempo.

El ritmo de la cinta y ligeras fallas en el guión, no la volverán épica, pero llegando a ser contradictorio o no, este es un thriller muy bien dirigido y orquestado, que cumple su objetivo y conecta con los deseos más oscuros del espectador y nos llena de incertidumbre durante todo el trayecto, permitiendo analizar algo muy en el fondo de nosotros. ¡LA BESTIA SE HA LIBERADO!

*** UNA MENTE Y DATO CURIOSO MÁS: No te levantes de tu asiento, hay una escena postcréditos que vale mucho la pena. No comentaré más, pues el director lo dijo a prensa: no le arruinen, no digan de qué trata la escena al público, dejen que se sorprendan y ocurra la magia. Así que si conoces las películas del director y lo has seguido desde sus inicios, la escena que verás te va a sorprender demasiado.

 

FICHA TÉCNICA

PELÍCULA: Fragmentado – (Split)

AÑO: 2017

DURACIÓN: 116 min.

PAÍS: Estados Unidos

GÉNERO: Thriller psicológico.

DIRECTOR: M. Night Shyamalan

GUIÓN: M. Night Shyamalan

ELENCO: James McAvoy, Anya Taylor Joy, Betty Buckley, Brad William Henke, Haley Lu Richardson, Sterling K. Brown, Kim Director

PRODUCTORA: Blinding Edge Pictures / Blumhouse Productions – DISTRIBUIDORA: Universal Pictures

Crítica por: Eduardo Vázquez 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*