Reseña: LA GRAN MURALLA – “Un secreto que debemos conocer”

“Hemos viajado miles de kilómetros en busca del arma más poderosa que jamás hayamos visto…” 

A veces, el cine de género llega a tener problemas con los espectadores. ¿Por qué?, puede ser un rotundo éxito o gran fracaso, pero en el peor de los casos, simplemente pasar desapercibida. En el caso de la nueva cinta de Zhang Yimou, la apuesta es por una dirección china, reconocida con gran proyección internacional; trayendo así un elenco y colaboración chino-estadounidense con grandes despliegues de efectos visuales y una historia en la cual dos mundos chocan, así como algunos géneros  en una aventura que nos dicta “no revelar nada al mundo exterior”. 

Llega una idea “nueva” con tintes históricos (no ciertos, para aclarar), que puede que, para algún purista de la historia, esto no le parezca nada grandioso e insulte una de las siete maravillas del mundo. Pero, si eres amante de las películas bélicas y coloridas con coreografías inimaginables en sus peleas, batallas, debes de tener la oportunidad de ver. Pero…

¿Los efectos, historia, actuaciones nos harán querer saber ese secreto que esconde la gran muralla o simplemente, el sacrificio para aportar algo a la historia no contará? 

SINOPSIS: China, siglo XV. Un mercenario inglés (Matt Damon) y otro español (Pedro Pascal) son testigos del misterio que rodea a la construcción de la Gran Muralla China; ambos descubrirán que no se construyó para mantener alejados a los mongoles, sino para algo más peligroso: la mítica muralla ha sido edificada para detener la llegada de monstruos devoradores de carne humana.


 -ENTRANDO A LA MURALLA

Digamos que para el género Kaiju (digase Godzilla, Títanes del Pacifico, King Kong) ha llegado una nueva apuesta cinematográfica por parte de dos mundos, con un elenco, personajes que buscan encajar bien y darle cierta fantasía con vitalidad a la historia que conocemos de “La Gran Muralla”. Y ya tocando de lleno el cine de género, hay veces que no es muy bien recibido este por algunos espectadores, pues pareciera que es un objeto de culto que nadie, a veces, llega a entender o disfrutar como un verdadero fan lo hace (hay que tomar el ejemplo de Titanes del Pacifico, no le fue muy bien en Estados Unidos, pero gracias al mercado, espectadores asiáticos tendremos una secuela esperada) desde amar la historia, el personaje mostrado en pantalla por el cual pagamos el boleto, score y que en verdad, sea una película que nos entretenga de pies a cabeza.

Una historia que no llega a romper o quitarle su corona a otras cintas, pero que nos lleva de la mano en una historia no compleja, pero pasable y que nos permitirá fantasear con sus personajes (en el buen sentido de la palabra), escenarios, peleas, diálogos, acción y más. La fantasía, lo bélico y colorido (sí, demasiado, que hasta recordé a los Power Rangers) se juntan desde el comienzo y nos marca el ritmo al cual deberíamos estar acostumbrados hasta que acabe (más abajo habló un poco más de ello). Una apuesta entretenida que a más de uno le gustará o encontrará un gusto por ella, aunque habría que resaltar esos ligeros errores que conlleva consigo la cinta y no la hacen perfecta.

Comenzamos con la dirección de Zhang Yimou y vaya que para él, esto es pan comido y nos regala una historia que no necesita mayor ciencia, más que dirigirla con suma habilidad y que sea un juego de niños. La dirección parece estar justa y acertada en la historia, en algunos actores, secuencias con el único objetivo de entretener nuestra pupila cinéfila con colores llamativos, CGI necesario (aunque, muy regular y nada cuidado a veces, nos hará recordar a Guerra Mundial Z) y un despliegue de acción que atascará la pantalla. Pero se ve que todo depende de que tanto estilo visual tenga la cinta, para tener su esencia propia, con esto me refiero al despliegue de efectos visuales, ya que sin ellos la cinta podría ser un western o una película ya muy vista que no aportaría algo “nuevo”. Algo fantástico, aunque no llega a ser lo mejor de Zhang en su arsenal, pero coloca una firma y sello más en su historial.

Un guión que no busca para nada profundizar más allá de lo que esperamos, que fue concebido únicamente para ser contemplada por nuestra mirada y ser llenada de magia visual, algunos gag´s y que es la clásica aventura del guerrero que busca un propósito para su vida. Y una guerra para luchar.

Más allá de las actuaciones que uno se imaginaría que requiere la película para ser épica, se enfoca en darnos algo bueno y así todo el elenco tiene un lugar que ocupar durante el desarrollo de la trama e historia. Aunque los únicos protagonistas (de tantos que hay) que llenan la pantalla son Matt Damon, y Jing Tian, ya que los demás son el soporte en ocasiones para la historia, Pedro Pascal llega a tener un papel como “pepe grillo” de la historia y puede que de un momento a otro, te olvides de lo que hace ahí, pero salga a relucir con algunos gag´s, ni hablar de Willem Dafoe, que por momentos parece estar ahí y no dentro de la cinta, algo olvidado si sabemos quién es el actor. La cinta no se vuelve mala por esto, es más, llega a darnos a entender que por alguna u otra cosa, nos está gustando por muy mínima que sea.

Aunque, es el comienzo lo que lleva el pecado y no nos damos cuenta hasta que llega. Una historia que pensarías que nos abrumará con diálogos llenos de trasfondo, intentará ser compleja (y te lo digo, no lo es y no intenta serlo) recuerdas que te dije que marca un ritmo desde el comienzo. Bueno, este es rápido, inteligente y sin explicar con palabras, va directamente a lo visual y eso claramente, nos ayuda a entender esto de pies a cabeza. Esto nos dice que habrá acción y es una montaña que sube y sube, hasta la cima; pero todo lo que sube, tiene que bajar. Claramente, aquí lleva su pecado, detenerse o estancarse, para acomodarte, estirarte desde tu asiento. ¿Por qué?, se vuelve lenta casi a la mitad, pero es el bla bla bla que pensábamos que íbamos a ver en un comienzo, todo lo que hayas pensado, olvídalo hasta el romance que es mentiroso en la cinta (ya lo verás porque lo digo, lo pedirás a gritos, pero te va a desilusionar, pero era la mejor solución), pues hay un ritmo diferente.

Aún así, nos enfrascamos en un gran camino de principio a fin, para conocer una mitología combinada con un mundo ya visto por algunos, y no la mayoría. El final dicta de no ser tan épico para una historia así, pero algunos nos vamos a sumergir tanto en esa parte final para destruir al enemigo, que intentaremos ver alguna solución clara.

LA GRAN BATALLA: En la biblioteca cinematográfica de Zhang no es lo mejor o peor de su arsenal, será recordada por algunos y olvidada por otros. El toque del director se deja ver a cada minutos, segundo que transcurre la cinta, eso nos lleva a identificar sus tomas, barridos. Unido a eso, el color de la cinta es utilizado a mucho favor para resaltar ciertos detalles, personajes, escenarios, el color es genialmente empleado en cada toma y para confort nuestro no llega a cansarnos o caer en algo excesivo. El guión puede tener sus fallas, pero se va arreglando al paso de la cinta, con justificada, injustificada “acción” para una película pasajera, pero entretenida.

Nos trae la cultura china y la majestuosa acción militar de época, pero llega a ser tan fantasiosa hasta para el más samaritano o fan del género. Al final, no busca reinventar algo o venir a imponer respeto ante los demás monstruos en pantalla grande. Es una historia excesiva, pero buena a la vez sin resultar tan palomera. Conseguirá fans y haters, pero la historia debía pasar más allá de la frontera…

¡Y DEMOSTRARNOS QUE MATT DAMON YA NO DEBE SER SALVADO! *chiste que un verdadero cinéfilo sabe* 

LADRILLOS PARA LA MURALLA: 3 de 5

 

FICHA TÉCNICA

PELÍCULA: The Great Wall

AÑO: 2017

DURACIÓN: 104 min.

PAÍS: China

GÉNERO: Acción, fantasía

DIRECTOR: Zhang Yimou

GUIÓN: Tony Gilroy, Carlo Bernard, Doug Miro – HISTORIA: Thomas Tull, Max Brooks

ELENCO: Matt Damon, Pedro Pascal, Willem Dafoe, Andy Lau, Jing Tian, Zhang Hanyu,Eddie Peng, Lu Han

PRODUCTORA: Una coproducción de USA-China con Legendary East / Kava Productions / Legendary Pictures / Atlas Entertainment

DISTRIBUIDORA EN MÉXICO: Universal Pictures

Crítica por: Eduardo Vázquez 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*